Consejos para afrontar el problema de humedades por filtración

Uno de los problemas recurrentes no solo en nuestra casa, sino en muchas otras estructuras e inmuebles son las humedades por filtración.

Ellas se generan producto del agua que se filtra a través de las grietas de muros y paredes, produciendo manchas de humedad, mal olor, bacterias y moho, que no solo afectan a nivel estético tu hogar sino tu salud y la de tu familia. Por ello, en esta ocasión te contamos todo acerca de este problema y algunas técnicas para solucionarlo.

¿Por qué se produce la humedad por filtración?

Son variadas las causas que potencian la aparición de la humedad por filtración, siendo las más recurrentes las malas impermeabilizaciones, las rajaduras en las paredes o muros de contención, un erróneo proceso de rejuntado, o la mala ubicación de ciertas viviendas cuyo nivel es relativamente más bajo que el de la calle, y ello genera ciertas grietas o poros, lo que a su vez produce filtraciones de agua y ello produce a su vez charcos.

¿Cuáles son las consecuencias de este fenómeno?

Generalmente, las humedades por filtración suelen aparecer y complicarse producto de ciertas prácticas erróneas a nivel de construcción de las estructuras, que van desde el uso de herramientas o materiales que tienen una relación desproporcionada en cuanto al agua y al cemento, hasta un ineficiente rejuntado.

Estos inconvenientes permiten que el agua logre atravesar las paredes y ocasione su deterioro, así como la oxidación de materiales como el hierro, desconchamiento de la pintura, manchas negras y humedades y goteras en las viviendas.

De igual forma, la humedad por filtración puede ocasionar corrientes de agua que pueden cubrir totalmente la superficie de sótanos, lo que deja en terribles condiciones las paredes y los revestimientos.

Con respecto a la salud, este es uno de los tipos de humedad que mayores daños genera al ser humano, debido a que crea las condiciones para la aparición de moho y otros hongos, además de bacterias que pueden complicar la respiración de una persona, especialmente a aquellos que sufren de rinitis alérgica y asma.

¿Cómo solucionar este tipo de humedad?

La primera opción para solucionar este tipo de problemas es realizar la ruptura de la pared afectada, para restablecer sus condiciones a través del uso de morteros que impedirán la aparición de la humedad.

Para sanear la estructura es necesario usar un mortero impermeable con respecto al agua de lluvia, pero con permeabilidad para la evaporación del agua para prevenir la condensación.